Un estudio indica que los psicodélicos nos hacen menos violentos

Publicado

Un estudio indica que los psicodélicos nos hacen menos violentos

¿Cómo reducir los índices de delincuencia? Fácil: administrando setas mágicas, LSD o peyote. Bueno, no exactamente. Sin embargo, en un nuevo estudio realizado en la Universidad de Alabama en Birmingham, se descubrió que quienes consumían drogas psicodélicas tenían menor tendencia a ser detenidas por comportamiento violento y criminal.

Consumir drogas psicodélicas, como setas mágicas, LSD y mescalina, puede disminuir la posibilidad de comportamientos criminales antisociales según indica un nuevo estudio realizado en la Universidad de Alabama en Birmingham.

La investigación, titulada "Relaciones entre el consumo de drogas psicodélicas clásicas y el comportamiento criminal en la población adulta de los Estados Unidos", ha sido publicada en el Journal of Psychopharmacology de Sage Publishing. Los hallazgos del estudio sugieren que las drogas psicodélicas tienen el potencial de reducir el comportamiento criminal al hacer que las personas sean menos violentas y menos propensas a cometer delitos como robos, agresiones o daño a la propiedad.

Para el estudio, el equipo de la UAB utilizó datos de 480.000 respuestas que había recolectado la Encuesta Nacional sobre la Salud y el Consumo de Drogas durante los últimos 13 años. Los participantes respondieron preguntas sobre el consumo de drogas y delitos/arrestos. Un dato interesante es que quienes habían tomado drogas duras, como la heroína, la cocaína o el éxtasis, tenían una mayor tendencia a cometer crímenes violentos.

Sin embargo, se descubrió que los participantes del estudio que consumían drogas psicodélicas tenían un 27% menos de probabilidades de cometer robos, un 22% de cometer crímenes contra la propiedad y un 18% de ser arrestados por crímenes violentos en comparación con aquellos que nunca habían tomado esas drogas.

El Dr. Peter Hendricks, profesor adjunto en el Departamento de Salud Conductual de la Facultad de Salud Pública de la UAB sostiene: “Estos hallazgos, en conjunto con las evidencias antiguas y recientes, sostienen que las drogas psicodélicas clásicas pueden proporcionar beneficios a largo plazo para la población carcelaria. Definitivamente sugieren que debe tenerse en cuenta la investigación clínica con drogas psicodélicas clásicas en entornos forenses”.

También sostiene que los efectos positivos del consumo de drogas psicodélicas parecen ser fiables y dice que los hallazgos del equipo son una "justificación convincente" para realizar más investigaciones clínicas.

CRÍMENES VIOLENTOS: LA VERDAD TRAS DE LAS CIFRAS

A pesar de que los crímenes violentos, como las agresiones y los asesinatos, comprenden tan solo el 5% de los arrestos, son una gran carga para la sociedad. Las víctimas suelen sufrir de problemas de salud mental o discapacidades, lo cual puede afectar gravemente sus vidas. Además, generan gastos financieros enormes. En Estados Unidos, cada caso de homicidio le cuesta al país un promedio de **$9 millones.

LOS INVESTIGADORES ADVIERTEN SOBRE EL TRATAMIENTO FORZADO CON DROGAS PSICODÉLICAS

Los estudios sobre la relación entre drogas psicodélicas y el comportamiento violento no son nuevos. En el pasado, se realizaron varios estudios similares en convictos, aunque los resultados de estos estudios no son concluyentes.

Los investigadores de la Universidad de Alabama advierten sobre el tratamiento asistido con drogas psicodélicas y consideran que no es efectivo. Según los autores, los estudios con drogas psicodélicas, como los realizados con los reclusos hasta la década del 70, deben servir como anécdota de advertencia.

LA ILEGALIDAD DE LAS DROGAS PSICODÉLICAS DIFICULTA LA INVESTIGACIÓN

En los Estados Unidos y en muchos otros países, las drogas psicodélicas como el LSD y la mescalina son ilegales. Esto significa que los investigadores tendrán dificultades para conseguir financiación. Sin embargo, los investigadores de la UAB esperan que sus resultados abran las puertas para más investigaciones clínicas sobre el uso de drogas psicodélicas para prevenir crímenes.

El equipo de investigación parece estar convencido de que los "efectos protectores" del consumo de psicodélicos pueden reducir el comportamiento delictivo antisocial. Por si fuera poco, creen que los efectos son fiables y que vale la pena estudiarlos, especialmente si se consideran los enormes costes fiscales y emocionales de los crímenes violentos.